Blogia
bibliotecosas

La novela de un exlibris (V)

...

Iba a internarse en los meandros de una disquisición sociológica, cuando, afortunadamente, dieron las doce. Era demasiado tarde; me despedí de Roberto, no sin haberle pedido un ejemplar de su exlibris, que reproduzco a continuación, pues que circunstancias desgraciadamente bastante públicas me relevan de toda reserva y me permiten presentar esta rareza bibliográfica a los lectores de la Revista Ibérica de Exlibris.



Algunas semanas después, leyendo la crónica de un periódico, quedéme atónito al ver anunciada la prisión sensacional del bibliotecario del Círculo Filológico, acusado de hurto en perjuicio del mismo círculo y de varios particulares.
El detalle que le había hecho traición era una de aquellas ingenuas imprudencias en que suelen caer un día u otro aun los ladrones más diestros. Había vendido por 500 pesetas a un anticuario de la ciudad unos antiguos grabados arrancados de libros del círculo. Tal debía ser el valor de los ejemplares, que el anticuario creyó de su deber hacer partícipe a la autoridad judicial de sus sospechas.
Es fácil imaginar mi dolorosa sorpresa: ¡Roberto Garrama ladrón! Pero ladrón no por deseo de riquezas ni por locura. Había robado tranquilamente, como un frío calculador, con perfecta lucidez de espíritu, sin vacilar ni conmoverse ni cuidarse de lo demás, por un móvil preciso y práctico, como confesó él mismo cándidamente: ¡comprar libros!

...

(Recontinuará...)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

jpq -

alguien que cita a proudhon no puede ser fundamentalmente malo...

www.unatemporadaenelinfierno.blogspot.com
jp

Yavannna -

Impaciente de la entrega VI :D

Por cierto ese ex-libis es estupendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres