Blogia
bibliotecosas

lapidario librario

No me parece que corran buenos tiempos para el epitafio. El epitafio es uno de los géneros poéticos más nobles y de aparición más temprana; enseguida tuvo sus especialistas y más tarde sus antólogos, entre los que podemos contar a Ramón (de nuevo en bibliotecosas y van tres). De un gozoso volumen de Ramón referenciado al final extraigo el epitafio del polifacético Benjamin Franklin (1706-1790), escrito por el propio inventor en 1728. Hay que aclarar que la profesión inicial que ejerció este auténtico "multitarea" fue la de impresor.
Pasen y vean...

------------------------

"El cuerpo
de
Benjamin Franklin,
impresor,
parecido a la cubierta de un viejo libro
privado de su contenido
y
despojado de su título
y de su dorado,
descansa aquí, pasto de los gusanos,
pero
no se perderá la obra,
pues (según él mismo creía)
reaparecerá
en una nueva
y más elegante edición
revisada y corregida
por
El Autor"



------------------------

GÓMEZ DE LA SERNA, Ramón. Los muertos, las muertas y otras fantasmagorías. Madrid: Espasa-Calpe, 1945. 184 p.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres