Blogia
bibliotecosas

frente a los anaqueles el ojo errante goza

Umberto Saba (1833-1957) fue poeta y librero (no es el primero que aúna esta doble condición de los que han recaído por aquí). Regentó una librería de viejo en Trieste a la que alude esta hermosura de soneto (y van...) con la que he tropezado en este foro.

----------

Una extraña tienda de antigüedades
se abre, en Trieste, sobre una calle secreta.
Frente a los anaqueles el ojo errante goza,
de antiguas ediciones la pátina dorada.

Vive en ese lugar, tranquilo, un poeta.
De los muertos, en ese viviente lapidario,
cumple su obra, honesta y placentera,
del pensativo Amor, ignoto y solitario.

Morir deshecho por el fervor secreto
quisiera un día; sobre las amadas páginas
cerrar los ojos que han mirado tanto.

Y lo que de su tiempo no fue dicho
ni de su espacio, mucho más bello se lo dijo
el arte, mucho más dulce hizo su canto.

Umberto Saba

----------

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres