Blogia
bibliotecosas

...pues póngale usted el título que quiera...

por Jorge A. Rivera "Amoxcalli"

Hace tiempo debía una colaboración… y ya llegué, espero le agrade al anfitrión lo que encontré…
 
Gustavo Hernández “Pato” (1969), poeta jalisciense, escribió el libro de poemas Póngale usted el título que quiera, donde da libertades al lector, empezando por la elección de título y las formas de leer su libro, y sobre lo que se puede hacer y no hacer con él, pero sobre todo, nos dice que la lectura de un libro no termina en su última página…

----------

Instrucciones para el lector
 
PÓNGALE USTED EL TÍTULO QUE QUIERA
justo sobre la línea punteada.
(Se sugiere hacerlo con lápiz:
todos somos susceptibles de cambiar de opinión.)
 
Al igual que con el título,
numere a su elección los puntos del recuadro
y únales con una línea
para obtener la ilustración de la portada.
 
Forme una ronda
con todos los niños de la casa
antes y después
de leer cada página.
Al término de ésta,
pregúnteles
qué es la Vida y quién es Dios.
Puede también,
si lo desea,
cuestionarles
sobre el origen del Dolor o de los Sueños
y de Dónde Venimos y hacia Dónde Vamos.
 
Le advertimos que las respuestas
le quitarán un día de vida cada una,
pero le ayudarán a comprender mejor el libro.
 
Cuando encuentre un /
escoja Usted la opción
que más le guste.
 
En caso de encontrar algo más que un silencio
en las páginas en blanco,
remita su queja de inmediato
a la empresa editorial.
Su queja no será atendida,
pero por lo menos le quedará el consuelo
de saber que alguien la leyó.
 
Por el contrario
si algún poema le resultara francamente
deplorable / abominable / deleznable / vomitable / despreciable
existe una cláusula en el contrato
del autor con la compañía,
en el cual, se obliga a éste a resarcir su falta
remitiéndole al usuario
un catálogo de mil poemas
para sustituir al defectuoso.
 
Categóricamente,
se prohíbe acompañarlo con leche.
Se sugiere
un café / una botella de tequila / un trago de cicuta / una cerveza / un té.
 
De igual forma,
se prohíbe hacer alusión al Himno Nacional
cuando se encuentren frases salidas
de la Sabiduría Popular.
 
Al leer el libro,
déjese caer en tentación,
no se libre del mal.
 
Ni por
error / curiosidad / güevos
tenga la ocurrencia de alterar
el sentido original de lectura.
De hacerlo,
los Demonios le perseguirán mientras exista.
 
Haga media pausa después de cada ,
una después de cada ;
y dos después de cada. , ,
 
Se advierte que este libro
es sólo cuchillito de palo:
quien intente cortarse las venas,
matar al vecino,
cazar al nahual
o torturar al ser amado con él
se llevará una gran desilusión.
 
Consideramos prudente también advertir
que no se encontrará prólogo alguno:
los prólogos sólo sirven
para facilitarle el trabajo
a los reseñadores de los diarios
ya los maestros de ceremonias de las presentaciones.
 
Igualmente se omite la dedicatoria
porque la musa a quien está dedicado este poemario
tiene una pareja celosa / murió / se fue con otro / no le importa para nada esta edición.
 
Escriba con sangre en la pared,
sobre la cabecera de la cama,
todos los poemas que merezcan ser leídos.
En caso contrario
anotarlos con gris
en la lengua
del zapato.
 
Si se decide a leerlo de día,
ármese con una linterna y una brújula.
De noche serán necesarias
una vela y una mujer.
 
Al término de la lectura,
si se decide a reprobar la publicación de este libro,
no lo rompa ni lo queme:
de cada trozo o ceniza
surgirá un nuevo libro.
 
Se recomienda hacerlo rollito
y meterlo en una botella:
cuando todos naufraguemos,
ésta será la botella que usted encuentre:
con el hallazgo Usted
se convertirá en cenzontle o se volverá loco:
las dos opciones son buenas.
 
Pero,
en caso de que llegara a gustarle,
corra a mirarse al espejo más próximo:
notará que Usted no será ya nunca más el mismo:
habrán empezado a brotarle alas en la espalda.

Gustavo Hernández

----------

HERNANDEZ, Gustavo. Póngale usted el título que quiera. Guadalajara, Méx.: Ediciones Arlequín, 1994.

----------

P. S. de bibliotecosas: costaría encontrar algo tan bienhumorado, juguetón, original y tierno como este poema que nos envía Jorge :O)

Que conste aquí nuestro agradecimiento, por descubrirnos este encantador poema / poeta y por prestarse tan amablemente a publicarlo en esta nuestra / suya / vuestra bitácora ;O) Gracias1000, Jorge

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

texcatl -

Brutal este amoxcalli. Por lo que me toca de mexicano, bravo.

Iulius -

Es genial :O), yo no me quedaba tan estupefacto desde que me quité de los estupefacientes ;O)

Yavannna -

Qué bueno!!! :D :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres