Blogia
bibliotecosas

de la cuna a la sepultura

----------

BIBLIOMANÍA

Quiere "Bebé" ser grande a toda prisa,
y le dan un Catón... y algún azote.
Sin saber aún rezar el monigote,
le compran su primer libro de misa.

A su sed de aventuras y a su risa,
ya mozo, abre horizontes el "Quijote".
Glosa luego, atusándose el bigote,
las cartas de Abelardo y Eloísa.

Puesto ahora en trance de vivir despacio,
en su Tívoli umbroso y bien provisto
gusta la Odas y Épodos de Horacio.

Mas llega la vejez; y cuando ha visto
que el tránsito se acerca, y no reacio,
dase a aprender la "Imitación de Cristo".

Eduardo Luis del Palacio

---------- 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Iulius -

Me lo enviaron hace mucho tiempo con los siguientes datos: publicado en la revista "El Bibliófilo", año I, núm. 5, mayo
de 1945.
No he podido verificar personalmente la referencia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres